LOS 4 ELEMENTOS QUE DETERMINAN EL CRECIMIENTO DE UN NEGOCIO

Estrategia, marketing y ventas

1.812 negocios cierran cada día en España, entre sociedades y autónomos (recientes estadísticas INE). De los que sobreviven, sólo el 4% llega alguna vez a la marca de 1 millón €. Y de los que llegan, sólo el 4% avanza hasta la liga multimillonaria.

Jugar por encima o por debajo de esta marca es una decisión que tomas como propietario de un negocio. Tomar la decisión del crecimiento (empresarial y personal) implica salir de tu zona de confort “hacer lo de siempre” y estar dispuesto a poner toda tu energía, todo tu talento y todo tu foco en desplegar todo tu potencial y el de tu negocio.

Esto es una decisión. Tratar de dejar un mundo mejor y una empresa mejor a la siguiente generación.

¿Por qué nos cuesta tanto generar crecimiento?. Y no me refiero necesariamente a crecer en número de empleados, o expandirse geográficamente. Sino crecer en resultados: clientes, ventas, ingresos, beneficios.

¿Sabías que el 40% de empresas sobrevive sin ganar un €?. Imagina qué ocurre cuando sopla fuerte el viento. Sin beneficios no hay continuidad. No hay caja para invertir en recursos. Formarte y formar a tu equipo, contratar, comprar una máquina, renovar tu marketing, tu negocio. Sin beneficios no hay recursos para renovarse al ritmo que pide un mercado tan exigente. Por eso es importante crecer.

Les presento al gran asesino de empresas: “El día a día”

¿Cómo es “el día a día” de empresarios, directores y sus negocios?

Todo el día “apagando fuegos”. Agobiados por lo urgente. Empujando un negocio que no avanza como esperabas. Justos de liquidez para pagar proveedores, gastos, empleados. Mil dudas sobre el futuro en la cabeza. Un mercado lleno de empresas parecidas que se copian unas a otras hasta perder su identidad, su ADN innovador. Luchando por el mismo cliente, que se pregunta: “¿Por qué debería comprarte a ti y no a la competencia?”.

Mientras, de la noche a la mañana aparecen nuevos modelos de negocio. Mejor adaptados al nuevo contexto. Emprendedores y empresas que no esperan que vuelva la demanda, sino que responden con nuevas propuestas de oferta que dejan obsoletas a las tradicionales.

Si lideras un negocio, seguramente estas situaciones te resulten familiares.

Si tomas la decisión de evolucionar y crecer AHORA. Tendrás que hacer algo más que gestionar el día a día. Ya no basta. Deberás salir de la rueda del hámster (correr y correr sin conseguir grandes resultados) y prestar atención a 4 elementos de tu negocio. Tu salud, calidad de vida y economía, te lo agradecerán.

crecimiento empresarial

¿A cuál de estos 4 elementos es al que más tiempo y esfuerzo le suelen dedicar las empresas?.  Seguramente habrás respondido que al Producto (o servicio que comercializas).

Sin embargo, ¿qué es lo que determina el crecimiento?.

Estrategia, Marketing/Ventas y Liderazgo (personas, entusiasmo). ¿No te lo crees?. Reflexiona…

¿Crees que ZARA ofrece la mejor ropa del mercado?. ¿Son los muebles de IKEA los mejores?. ¿Crees que Nespresso factura 2 billones de Euros al año por ofrecer el mejor café?. Entonces, ¿por qué son los nº1?. Está claro, tiene que haber algo más.

  1. ESTRATEGIA

Definiremos Estrategia como “Un Plan para ganar”. Un plan que explique de manera clara y sencilla qué queréis conseguir (un destino) y qué vais a hacer para conseguirlo (el mejor camino). Es decir, tener claro ahora dónde quieres que esté tu negocio en 1,3,5 años, hacer elecciones claras sobre tu modelo de negocio y tener un plan de acción por defecto para conseguirlo.

Consejo: Los sueños mediocres no inspiran a nadie. Nadie te seguirá. Ni el talento, ni clientes, ni proveedores. Elige un destino inspirador. Una visión compartida que inspire y conecte empleados, clientes y proveedores. Piensa en grande y actúa en pequeño, pero con el fin siempre en mente. A cada paso que deis iréis desplegando todo vuestro potencial.

¿Imaginas el rendimiento de un equipo comprometido con un sueño común?. Esto marca la diferencia respecto una empresa de zombis. Empleados que arrastran los pies, un día desconectaron el corazón (“mi opinión no cuenta”) y después la cabeza.

  1. PRODUCTO (o servicio que comercializas)

Tener un buen producto es importante, pero no es suficiente para generar crecimiento. Es posible que sientas que tienes mejor producto o conocimientos técnicos que algún competidor que triunfa “sorprendentemente”. Frustrante ¿verdad?. Tienes talento, trabajas duro pero esto no avanza como esperabas. Piensa qué otro elemento no está en su lugar. Enfócate!.

  1. MARKETING Y VENTAS

Es imposible escalar tu negocio, tus ingresos, si no tienes una máquina de marketing y ventas bien engrasada. Necesitamos ser muy buenos en comercialización. Tener un sistema eficaz para atraer, captar y fidelizar clientes de forma casi automatizada y regular.

Marketing y ventas es mucho más que publicidad. Es hacer que tu propuesta de valor global, es decir, el conjunto de productos, servicios y experiencias que ofreces giren en torno a lo más importante: EL CLIENTE. Y es diseñar un sistema de atracción, captación y fidelización que genere ventas una y otra vez de forma predecible y regular.

Esta es una de las grandes asignaturas pendientes en España. Saber vender.

  1. LIDERAZGO

Cuando empiezas a tener resultados, comienzas a contratar empleados, gestionar personas, crecer, las cosas se complican. Por eso solo un pequeño grupo de empresas consigue dar el paso hacia la liga multimillonaria.

Liderar hoy es ser capaz de conquistar el entusiasmo de un equipo. Ser capaz de embarcar a una tripulación en ese barco para llegar a un destino cruzando un océano muy bravo (mercado muy exigente).

Liderar hoy es comprender el contexto y tomar decisiones. Comprenderlo tú y tu equipo. Un contexto complejo, con muchas caras y retos. Hacer que participen con su perspectiva, hacer que su opinión cuente. El futuro de tu empresa depende de la calidad de las ideas y compromiso de tu propio equipo.

Liderar hoy es establecer sistemas que automaticen tu negocio, de forma que tengas un crecimiento estructurado y el negocio pueda funcionar contigo y sin ti. Con Juan y sin Luis.

La realidad nos dice que el estilo de liderazgo de empresarios y directivos se parece más al de hace 20 años que al estilo que ahora demanda el mercado y los profesionales: “Soy el jefe (que no líder), ordeno, mando y el objetivo de todo esto es ganar lo máximo posible, yo, mi familia…mi departamento”….inspirador.

Los próximos 30 años van a ser apasionantes. Llanamente “vamos a flipar” con los cambios. Hace 30 años estábamos con la máquina de escribir. Necesitamos tomar una decisión clara.

A) Espectador: Veré desde la “seguridad” de mi sofá los cambios de los próximos 30 años. Que bastante tengo con el “día a día”. No está tan mal ser un hamster corriendo en una rueda, otros están peor.

B) Protagonista: Tomo la decisión de poner toda mi energía (pasión), talento y foco en desplegar todo mi potencial. Evolucionar hacia el siguiente nivel de crecimiento empresarial y personal.

Si tomas la decisión de evolucionar y crecer AHORA, una buena forma de ponerte en marcha es accediendo al seminario online gratis:  Los 4 elementos esenciales para crecer en dobles dígitos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*