¿ES TIEMPO DE REJUVENECER TU MODELO DE NEGOCIO?

Jamás en la historia de la humanidad una generación ha estado sometida a tantos cambios como la nuestra y a tanta velocidad en los mismos. Recuerdo la máquina de escribir de mi padre, una Olivetti…ahora estamos con el IPhone. Solo 30 años entre ambos. Es normal que estemos un poco perdidos, confusos.

Observa este gráfico, (no te preocupes, la idea es muy simple).

Antes (hace unos años) los cambios en el entorno eran graduales, evolutivos. Las empresas y negocios se iban adaptando a través de pequeñas mejoras incrementales y escalonadas. Así conseguían un equilibrio entre los cambios del entorno y su negocio.

Hoy los cambios en el entorno no son graduales, sino brutales, acelerándose la velocidad con que se producen. Este fenómeno dibuja un nuevo contexto para las empresas, llamado Inestabilidad.

Exigiendo una nueva forma de gestión y un ajuste importante en los pilares clave del modelo de negocio.

La base sobre la cual estamos construyendo nuestros negocios se llama inestabilidad. Hoy y en el futuro.

Este “salto discontinuo” ha creado una brecha importante entre los cambios del  entorno y muchas empresas inmóviles.

Ha provocado un desajuste peligroso para muchos negocios de todos los tamaños y sectores, quedándose a la deriva en un contexto de tormenta perfecta (inestabilidad + alta competencia), sin un rumbo claro (liderazgo y estrategia) y sin ritmo adecuado (cohesión del equipo, velocidad para aprender y remar juntos).

Dónde situarías tu negocio en este gráfico? Pero…qué es el entorno?, y cómo afecta a tu negocio?.

Las empresas no cambian porque quieren, sino porque les obligan. ¿Quién nos obliga?. La competencia, tecnología, el comportamiento de los consumidores o las regulaciones.

Estas 4 fuerzas son el contexto que  afecta a todos los negocios. Las reglas del juego.

Comprenderlas o ignorarlas, es la diferencia entre crecer o morir.

Desplegar las velas y poner  el rumbo adecuado hacia la salida de la tormenta, o permanecer  en la deriva rezando ante la siguiente ola.

Es crítico comprender el contexto y tomar decisiones. Eso es liderar.

Un modelo de negocio puede quedar obsoleto rápidamente si no entiende lo qué está pasando ahí fuera. Igualmente un negocio puede crecer rápidamente, si reajusta sus pilares en línea con su entorno.

De forma natural surge la pregunta que toda empresa debe hacerse con urgencia:

¿Qué está pasando ahí fuera?. ¿Es tiempo de rejuvenecer mi modelo de negocio?

Una empresa no puede sobrevivir en esa zona de limbo, de desajuste, por mucho tiempo. En períodos de discontinuidad, si te quedas parado, esperando, llega un momento en el cual la brecha es tan grande que solo caben 2 opciones:

O transformas tu modelo de negocio, o mueres. ¿Cómo navegar en un océano de inestabilidad?

Necesitamos una nueva forma de gestionar la empresa. Gestores que sepan transformar el negocio continuamente, rejuvenecerlo de forma sistemática, no una vez cada 10 años.

Necesitamos gestionar  hacia delante, gestionar oportunidades, identificar tendencias (señales de hoy sobre lo que viene mañana), ya no basta con el financiero que conduce mirando el retrovisor. Debemos tener claro que el escenario antiguo nunca volverá, simplemente será distinto.

Que nadie se quede inmóvil recortando costes, esperando por seguridad. La brecha se hará insostenible. No basta quedarse en los recortes. Así no se sale de ninguna tormenta. Ni país, ni negocio.

Necesitamos comprender el modelo de negocio existente para poder revisarlo, evaluarlo, mejorarlo, diferenciarlo. Llega un momento en que necesitas saber que partes del modelo de negocio no funcionan y qué alternativas surgen para aprovechar las oportunidades que brindan los cambios en el entorno.

Be water my friend

Las empresas más grandes, que han engordado tan rápido en los últimos años, son las más lentas y complejas de cambiar, por obesidad. Telefónica despidió a 6.000 trabajadores en agosto (impensable tan solo unos años atrás) y seguirá haciéndolo. Acabamos de ver el desenlace de Spanair.

Un nuevo competidor (líneas aéreas low cost) cambió las reglas del juego dejando obsoletas a las compañías tradicionales. Una empresa obesa no puede cambiar con rapidez, con agilidad y pasa lo que pasa.

Esto es una oportunidad para ti. Para las pequeñas, medianas empresas y nuevos emprendedores; los que pueden adaptarse con mayor rapidez a los cambios y aprovechar oportunidades.

No son las especies más grandes e inteligentes las que sobreviven, sino las que mejor se adaptan al cambio – Darwin.

Este artículo es el primero de una serie de artículos con el ánimo de destapar claves, metodología y herramientas para llevar a cabo un reajuste del negocio como respuesta a  la brecha de los cambios en el entorno; es decir:

 ¿Cómo rejuvenecer mi modelo de negocio?

Hay empresarios que tienen un plan estratégico en su cabeza. Hay empresarios que tienen un “ladrillo estratégico” en su cajón. Y hay empresas que han tomado la decisión estratégica de revisar y rejuvenecer su modelo de negocio, poniendo en marcha un plan estratégico de éxito.

Simple pero profundo, claro y compartido por un  equipo cohesionado, con metas, dirección y enfocado a resultados a corto, medio y largo plazo.

 ¿Por dónde empezar?……comprendiendo bien 2 cosas y trabajando juntos:

1.- El contexto de tu modelo de negocio.

2.- El modelo de negocio existente.

3.- Compartir este conocimiento con las personas de tu organización. Ya que la calidad de sus ideas marcará el futuro de la empresa.

En este artículo hablaremos de cómo ha cambiado la competencia y cómo afecta a nuestros negocios. En los próximos artículos hablaremos de las otras 3 fuerzas externas: (cambios en la demanda, tecnología y regulaciones).

Cambios en la competencia:

La oferta es mayor que la demanda. Casi todo es igual, no hay mucha diferencia. El problema es que un montón de empresas tratan de venderte productos que realmente no son muy distintos, a través del mismo canal y con una publicidad parecida.

La consecuencia es el “ruido” para el consumidor.

“Déjeme usted en paz, lo que me dice no tiene ningún impacto emocional en mi. Me entra  por un oído y me sale por el otro”.

Esta es la respuesta del mercado ante el ruido que generan todas aquellas empresas y marcas que ni son diferentes ni relevantes. Y que utilizan un marketing basado en la interrupción para destacar.

Reto

Ser diferentes y relevantes (diferentes en aspectos importantes para el cliente).

Desde el corazón del modelo de negocio, no desde la periferia. Salir del rebaño con urgencia.  Aquí entra en juego la palabra Innovar, que no es otra cosa que la palanca o proceso para diferenciarse del resto, poniendo al cliente en el centro.

Nuevos competidores

En mercados que tradicionalmente han evolucionado de forma incremental, es decir, haciendo lo mismo pero un poco mejor, ahora aparecen empresas con modelos de negocio sustancialmente diferentes al resto.

Estas empresa están dejando obsoletos muchos modelos de negocio….acelerando su fecha de caducidad.

Unas pinceladas….

  • Cómo afecta Ikea al mercado del mueble de tu ciudad?
  • Cómo afecta ING (comisión cero) a la banca?
  • Cómo afecta Zara a a la industria de la moda?
  • Cómo afecta Easy jet y Ryan Air a Spanair?
  • Cómo afecta Amazon a una tienda de libros?
  • Quién paga hoy por la música?
  • Alguien sabe dónde está el circo tradicional?
  • Cómo afecta Starbucks a las cafeterías?
  • Cómo afecta Skype a las empresas de telecomunicaciones?
  • Cómo afecta internet a la prensa escrita, periodismo, agencias de viajes (realmente internet afecta a todo).

Son ejemplos conocidos, utilizados justamente por eso, porque son conocidos por todos.

En otro momento hablaremos de La paradeta, Doctor Veg, Vitalista, Easy cut…etc,  ejemplos españoles no tan conocidos….pero en pleno crecimiento en nuestro país. Si, repito, en pleno crecimiento en nuestro país.

¿Qué tienen en común estos negocios?

Compiten con un modelo de negocio diferente al de sus competidores (innovación en el modelo de negocio. Ni rastro de innovación tecnológica). Dejan obsoletos a muchos negocios tradicionales, cambian toda una industria.

No siguen a nadie, no ofrecen lo mismo pero algo mejor (mejoras incrementales), sino que rompen con esa evolución, ofreciendo muchos de ellos soluciones + simples (2-3 funciones, no una navaja Suiza) + fáciles (de entender, de recomendar) + accesibles (de encontrar) y normalmente + baratos, en línea con una demanda creciente de clientes sobre servidos, que necesitan menos.

Sobre la competencia hazte estas 4 preguntas:

  • ¿Compito en un mercado de alta o baja competencia?
  • ¿Por qué deben comprarme a mí, y no a la competencia?
  • ¿Hay algún nuevo competidor en mi mercado que esté cambiando las reglas del juego?
  • ¿Cómo sería la solución que ofrezco en versión + simple + fácil + accesible + barata?.

Hasta el próximo artículo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*